Curiosidades

¿Por qué las gatas mudan a sus crías?

¿Por qué las gatas mudan a sus crías?

Aunque el proceso de socialización logra cambiar la conducta de algunos felinos. Su naturaleza estará siempre presente en cada acción. A pesar de disfrutar de la comodidad y el afecto que le brindas, tu gata protege a sus cachorros instintivamente.

En la amplitud que ofrece un marco natural, los felinos ubican un sitio seguro en el instante de dar a luz a sus gatitos para ofrecerles la máxima protección. Es común que algunos depredadores quieran aprovecharse del momento del parto y comerse a sus crías.

Después del nacimiento de sus cachorros los felinos permanecen alerta para detectar la presencia de cualquier tipo de amenaza que atente contra la vida de sus cachorros. Esta conducta está tan arraigada en tu gata que la socialización no ha podido cambiarla.

Gata lamiendo a sus crías

Por esa razón tu gata tiende a mudar a sus crías, cambiandolas de un lugar a otro. Ella seleccionará aquel sitio que considere más seguro, aunque se encuentre dentro del hogar. Esta conducta se evidenciará si ella nota algún movimiento extraño.

Los gatos recién nacidos nacen con sus ojos cerrados y con los oídos tapados. Ellos dependen de su madre para poder sobrevivir. Esta es la razón principal por la que tu gata buscará la protección de sus gatitos.

Este instinto maternal prevalecerá hasta que los gatitos estén lo suficientemente fuertes y puedan tener su propia descendencia. Conocer los hábitos naturales de los felinos te ayudará a entender la conducta de tu gata.

También podrás notar como tu mascota te acercará a sus gatitos. Esto se debe a que eres un ser muy especial. La gata percibe el amor que le brindas y siente que sus gatitos estarán seguros a tu lado.

Es posible que esta conducta te indique que la gata no siente que sus gatitos estén seguros en el sitio donde se efectuó parto. Por esa razón deberás considerar oportuno ubicar otro lugar cómodo dentro del hogar.

Esta es una manera de evitar que tu gata rechace a sus cachorros y se niegue a amamantarlos. La psiquis de la gata está sujeta durante el periodo de la gestación a bruscos cambios en su conducta.

Publicaciones Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *